Conoce la ciencia detrás de las erecciones

Las erecciones están presentes desde la pubertad y son, sin duda, algo normal desde esa edad. Sin embargo, complejos mecanismos fisiológicos y psicológicos se desarrollan en el organismo sin saberlo. ¿Sabes por qué y cómo se producen? Aquí te explicaremos la ciencia detrás de las erecciones.

Lo primero es definir qué es una erección y, para explicarlo de forma fácil, se trata del momento en el que el pene aumenta de tamaño y tensión. Se produce cuando las partes cavernosas se llenan de sangre y hacen que los músculos y nervios se pongan duros. Entonces, ¿cómo se producen? Por el flujo de sangre continuo que se ve afectado por la presión.

¿Cómo ocurre en sí la erección?

¿Recuerdas los cuerpos cavernosos mencionados anteriormente? Cuando haces actividades rutinarias estos están parcialmente abiertos, por lo que el pene probablemente no esté erecto. El cambio se da cuando existe la excitación, que puede ser psicológica o por estímulo físico. Es decir que cuando esto ocurre el cerebro comienza a mandar señales para producir hormonas que generen la erección.

Sin embargo, físicamente hay movimientos de sangre, ya que comienza a fluir por los cuerpos cavernosos y cuando las venas se contraen esta queda atrapada y es así como logra mantenerse una erección.

¿Qué pasa entonces cuando dejas de producir las hormonas por causa de la excitación? ¡Fácil! Las arterias vuelven a su estado natural y el pene vuelve a ser flácido.

¿Qué es la disfunción eréctil?

La  disfunción eréctil, también llamada impotencia sexual, es la incapacidad persistente para tener o mantener una erección que permita relaciones sexuales satisfactoriamente.

Es muy distinta de otros problemas sexuales como falta de deseo, la eyaculación precoz o retrasada, o incluso la inexistencia de la misma.

La disfunción ocurre cuando hay algo que se interpone en el proceso natural de una erección. Las razones pueden ser múltiples: desde trastornos neurológicos, problemas con el flujo de sangre y hasta tejido eréctil dañado.

Otras razones comunes pueden ser la falta de producción de la hormona masculina (testosterona) y las causas farmacológicas, que son parte de tratamientos que tienen este efecto secundario.

¿Qué hacer en caso de padecer disfunción eréctil?

Primero, la prevención es lo más importante. Si un hombre nota algún síntoma, lo mejor es hacerse un chequeo y mejorar su estilo de vida. Sin embargo, cuando es tarde y es necesario recurrir a otras vías, el viagra genérico también es una buena opción.

¿Por qué usar viagra?

Los compuestos del este ayudan a aumentar el flujo de sangre hacia el pene lo que generará relaciones sexuales satisfactorias y, por ende, una mejor calidad de vida.

Es normal y beneficioso usar tratamientos como este mientras se haga con moderación y responsabilidad, pues una vida sexual activa también es importante debido a que influye a nivel físico, mental, emocional y social.